17.3 C
Madrid
jueves, 20, junio, 2024
spot_img

Ruta del Vino de La Mancha, 5 lugares para perderse

El espectáculo de la naturaleza da comienzo en la Ruta del Vino de La Mancha! Con el calendario sin importar, la naturaleza juega su papel y los tiempos los determina ella misma. Observa el cielo y asegúrate de no perderte la llegada de las grullas. En semanas cercanas a finales de noviembre, las grullas sobrevuelan los atardeceres manchegos, anunciando la llegada del frío y un invierno lleno de maravillas naturales. Los humedales y lagunas manchegos son el lugar perfecto para ver el vuelo coordinado de las grullas, un espectáculo que no te puedes perder.

En esta ocasión, te presentamos cinco lugares impresionantes donde podrás disfrutar de uno de los mayores espectáculos de la naturaleza desde la primera fila. Miles de grullas migran desde el norte de Europa, planeando sobre los humedales de la Ruta del Vino de La Mancha en busca del lugar perfecto para pasar el invierno. ¡Dales la bienvenida!
Nuestro primer destino: Los Ojos del Guadiana en Villarrubia de los Ojos.

1.- Los Ojos del Guadiana en Villarrubia de los Ojos

El Guadiana, entre olivos y viñedos, talla una ruta serpenteante a través de esta parada en la Ruta del Vino de La Mancha, esculpiendo curvas picantes y gráciles a su paso. Villarrubia de los Ojos te recibe como un balcón a la Reserva de la Biosfera Mancha Húmeda. Un hermoso oasis en la vasta extensión de la llanura manchega, declarado zona de importancia para la protección y recuperación de especies como el icónico lince ibérico, el majestuoso buitre negro y el poderoso águila imperial. En este paraíso de la naturaleza florecen las grullas en invierno.

Un refugio no solo para estas aves, sino también para los amantes de la naturaleza, quienes encuentran en ‘el mirador de La Mancha’ el santuario perfecto para observar aves en su hábitat. Puedes explorar los manantiales que alimentan el río a través de innumerables rutas de senderismo que serpentean por todo el municipio. Descubre y explora el hábitat de las especies que llaman hogar a este lugar.

2.- La Laguna de Salicor en Campo de Criptana

El extenso territorio de La Mancha Húmeda, que abarca gran parte de la cuenca hidrográfica del río Guadiana, incluye la Laguna de Salicor en Campo de Criptana, una parada en la Ruta del Vino de La Mancha.

La laguna del Pueblo, en Pedro Muñoz, es un espectáculo natural que deja sin palabras. Los campos de cereal a su alrededor contrastan con el reflejo del sol en el agua, creando una imagen única que merece ser declarada Reserva Natural de la Biosfera. Además, la presencia de especies como avutardas, aguiluchos carniceros y halcones peregrinos, crean un espectáculo natural y salvaje que no te puedes perder.

Si quieres disfrutar de todo esto, solo tienes que visitar los islotes naturales que los ríos de agua van formando en la laguna. Y si buscas un momento para desconectar del estrés, no hay nada como pasear por este paraje en época de grullas, acompañado por el sonido de la naturaleza.

Laguna de Salicor Campo de Criptana
Laguna de Salicor Campo de Criptana

 

3.- La laguna del Pueblo, en Pedro Muñoz

La laguna del Pueblo es una auténtica joya manchega, con 54 hectáreas de pura belleza que la convierten en un lugar de ensueño. Las grandes colonias de flamencos se llevan la atención de los curiosos, turistas y amantes de la ornitología, pero no son los únicos. La malvasía cabeciblanca y otras especies hacen de la Ruta del Vino de La Mancha un lugar de visita obligada para aquellos que buscan disfrutar de la naturaleza en su estado más puro.

Laguna del Pueblo

4.- Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan

El Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan, declarado Reserva Natural de la Biosfera, es un rincón idílico para los amantes del turismo ornitológico. En medio de la extensa llanura manchega, se alza como un oasis y se extiende a lo largo de tres lagunas: La Veguilla, Camino de Villafranca y Las Yeguas. De las tres, La Veguilla destaca por su capacidad de estar llena todo el año, lo que la convierte en un lugar predilecto para las aves. Sin duda, visitar este lugar en la Ruta del Vino de La Mancha es una oportunidad única para acercarse a observarlas de cerca.
El camino de Villafranca y Las Yeguas es una parada obligatoria para los amantes de las aves y la naturaleza. Aunque estas rutas son estacionales, las lluvias recientes han atraído a una amplia variedad de especies que buscan refugiarse en la Ruta del Vino de La Mancha. Aquí puedes encontrar desde las majestuosas grullas hasta aves como cigüeñuelas, tarros blancos, zampullines y garzas imperiales que difícilmente se pueden ver en otro lugar. Además, también es común avistar gangas ibéricas y ortegas mientras águilas pescadoras cazan a vista de los visitantes.

5. El embalse de Peñarroya en Argamasilla de Alba

¿Buscas una experiencia mágica? Este lugar te llevará a otro mundo. Desde la orilla del embalse, las aves se arremolinan en el agua y se precipitan a toda velocidad mientras una majestuosa vista del castillo de Peñarroya hace de testigo. Se trata de un lugar especial y protegido, habitado por aves como el águila culebrera, la Azor-perdicera, grullas, ánades frisos o aguiluchos laguneros que eligen este lugar para quedarse mientras hace frío. ¿Te atreves a perder la oportunidad de contemplar esta maravilla natural?

Esta fortaleza del siglo XII, que se yergue majestuosamente junto al río Guadiana, es el guardián de las Lagunas de Ruidera y el hogar de innumerables especies durante el frío invierno. Abundante en historia y fascinantes detalles arquitectónicos, desde su aljibe hasta su humilladero, este castillo es el complemento perfecto para cualquier escapada naturalista. Lo mejor de todo es que la entrada es completamente gratuita.

 

Entre ZEPA y cepa, aves y vinos. Enoturismo ornitológico

¿Qué podría ser más emocionante que combinar el enoturismo con la observación de aves en la Ruta del Vino de La Mancha? Saber Sabor ha diseñado un paquete que es verdaderamente irresistible: ‘Entre ZEPA y cepa. Aves y vinos‘. En la región vinícola más extensa del planeta, con sus humedales protegidos por la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA), disfrutará de una experiencia única.

Laguna de Manjavacas Mota del Cuervo
Laguna de Manjavacas Mota del Cuervo

El paquete completo de Saber Sabor hierven de emociones: la oportunidad de observar las aves más hermosas en las lagunas manchegas, visitas a las antiguas cuevas-bodega de Tomelloso, una degustación de los mejores vinos con la Denominación de Origen La Mancha, y una selección de deliciosos manjares de la gastronomía manchega. Es el maridaje perfecto para una escapada inolvidable. ¡Venga y disfrute!

Últimas Entradas

Related Articles