21.4 C
Madrid
miércoles, 17, abril, 2024
spot_img

Sofraga Palacio, vive el lujo de su historia

Sofraga Palacio está situado en el corazón de Ávila

Este icónico hotel-restaurante boutique se encuentra en un majestuoso palacio del siglo XVI, adosado a su muralla, declarada Patrimonio de la Humanidad. La estructura del edificio ha sido completamente restaurada, manteniendo su arquitectura histórica pero añadiendo lo último en tecnología y comodidades para crear una singular fusión entre lo antiguo y lo moderno.

Con categoría de cuatro estrellas superior, dispone de 27 habitaciones exclusivas con vistas a la muralla, la catedral, la basílica de San Vicente y a sus hermosos jardines con cedros centenarios. Las habitaciones son únicas, cada una con su propia historia atrapada en las paredes de mampostería, ladrillo y techos de madera.

Habitación superior
Habitación superior

 

Situado a solo una hora de Madrid, es el lugar ideal para un lujo accesible. El restaurante está ubicado en un antiguo patio acristalado frente a un jardín, es un destino gastronómico que destaca con opciones castellanas clásicas como las revolconas con torreznos, mollejas de cordero, judías de riñón con matanza y el chuletón de Ávila; además de opciones más actuales y una gran selección de los mejores vinos locales.

Patio central del Palacio
Patio central del Palacio

Una experiencia histórica única

¿Imaginas dormir envuelto en la historia de 1.000 años? Un sueño inmaterial que puedes hacer realidad en España, un país con un patrimonio cultural de más de 300 Conjuntos Histórico-Artísticos. Entre ellos, destaca el casco antiguo de Ávila, reconocido internacionalmente por la UNESCO como Patrimonio Mundial en 1985 por sus valores excepcionales. Este es uno de los mejores ejemplos de ciudades fortificadas del mundo, con su impresionante muralla medieval – construida a finales del siglo XI – perfectamente conservada y con impactantes iglesias románicas extramuros. ¡Adéntrate en un mundo medieval moderno!

En el siglo XVI, las lujosas casonas nobles adosadas a la muralla, formaban parte del recinto defensivo. En la actualidad, el Sofraga Palacio se encuentra en la esquina noreste de la muralla, cerca de la majestuosa Puerta de San Vicente. Este palacio medieval ha sido ocupado por generaciones de la influyente familia Águila en Castilla.

Su estructura actual se debe a la admirable rehabilitación llevada a cabo en el edificio y sus jardines a finales del siglo XIX. Posteriormente, en 2015 y 2020, el edificio fue restaurado para su uso actual de restauración y hostelería.

Salones con vistas a la muralla
Salones en la muralla

La firma de arquitectura y decoración Requena y Plaza, lideró las renovaciones en las habitaciones de las dos plantas superiores, así como en las extensas zonas comunes, todo ello sumando un total de 1.900 metros cuadrados. Así, Sofraga Palacio se presenta como una elegante joya que combina perfectamente la historia y la modernidad en la cautivadora ciudad de Castilla.

Un tesoro histórico con una propuesta de diseño moderna

Sofraga Palacio es un tesoro histórico que mira hacia el futuro con una mezcla única de encanto antiguo y modernidad impresionante. Conserva los rasgos arquitectónicos del edificio original, incluyendo los emblemáticos muros de sillería, el ladrillo castellano visto, los artesonados de madera y las balconadas. Es una experiencia impresionante ver cómo la antigua muralla de Ávila se integra en la estructura del hotel como paredes y cabezales de cama, creando un efecto impresionante y auténtico.

Pero eso no es todo: Sofraga Palacio es también una propuesta de diseño moderno, con puertas correderas impresionantes que separan los distintos espacios, impresionantes mármoles blancos y colores taupé que aportan serenidad y elegancia a la vez. Además, se han instalado modernas luminarias LED que crean atmósferas mágicas en cada rincón, y los tonos de azul cielo en las tapicerías añaden un toque de luz y optimismo.

Lobby del hotel
Lobby del hotel

En los dormitorios, el rosa palo y el verde olivo se combinan de manera impresionante para crear un ambiente acogedor y agradable, convirtiendo cada habitación en un lugar especial. Ven a ver por ti mismo cómo Sofraga Palacio combina la esencia histórica de Ávila con la innovación moderna de todo un siglo. ¡No te lo pierdas!

El lugar reúne 27 habitaciones y suites únicas, que privilegian incluso los detalles más lujosos, en una selección de cinco categorías (doble superior, king premium, junior suite, suite y suite presidencial). Los tonos neutros y elegantes se plasman en una decoración que evoca una atmósfera regia, bañada en lujo y sofisticación, y que incluye comodidades como un Smart TV de 43 pulgadas con Chromecast, aire acondicionado, caja fuerte, cafetera Nespresso y ropa de cama exquisita. Todas ellas, además, contemplan vistas a los alrededores del palacio, y algunas ofrecen la oportunidad de ver la muralla abulense y la catedral.

Por la mañana, los huéspedes pueden tomar fuerzas con un completo y variado desayuno personalizado, que viene acompañado de una selección de dulces y salados: jamón 100% ibérico, quesos autóctonos de Ávila, huevos al gusto y zumos naturales, entre otros.

 

Un homenaje a la gastronomía castellana

Su nombre homónimo es posible encontrarlo en un luminoso patio acristalado frente al jardín del siglo XIX, presidido por un magnífico cedro de cinco siglos de edad. Dividido en dos alturas y con capacidad para 65 personas, este lugar cuenta con una zona de reservados donde la privacidad es fundamental. Por otro lado, la zona gastrobar, más informal y con barra, es el sitio ideal para tapear diversas opciones gastronómicas; entre ellas patatas revolconas con torreznos de Soria, orejas a la plancha picantitas o una tabla de quesos barraqueños y de La Adrada, también acompañados por el membrillo de Santa Teresa. No te lo pierdas.

Cocina del restaurante
Cocina del restaurante

 

La carta del restaurante es una oda al sabor tradicional y a los ingredientes locales de la máxima calidad. El festín comienza con entrantes tentadores, tales como las jugosas judías de riñón con matanza o las exquisitas mollejas de cordero lechal salteadas con ajos tiernos. Los arroces son la especialidad de la casa, desde el delicioso arroz de chuleta avileña a la brasa hasta el arroz de Calasparra con setas y verduras.

Los pescados son una maravilla, como las suculentas cocochas de bacalao al pilpil con patatinos al romero o el lomo alto de bacalao asado con salsa vizcaína.

Pero lo mejor está por llegar con las carnes: la jugosa paletilla de cordero lechal de Castilla y León asada al modo tradicional o el crujiente cochinillo lechal con patatas confitadas son simplemente divinos. Además, podrás deleitarte con carnes a la brasa de la mejor calidad, incluyendo el chuletón, el entrecot o el solomillo de ternera avileña, el chuletón de vaca madurado durante 60 días o las tiernas chuletillas de cordero lechal.

Para coronar la comida, no te pierdas los postres caseros, como la irresistible leche frita, la tarta de queso cremosa o el helado de crema de orujo. ¡Una experiencia gastronómica única para los paladares más exquisitos!

La bodega del hotel Sofraga Palacio, con una amplia selección de vinos clásicos y autóctonos de Castilla y León, ofrece un viaje por las principales denominaciones nacionales. Una parada obligada en la carta es la D.O.P Cebreros, donde los vinos crecen en las laderas de la Sierra de Gredos antes de fluir hacia el río Alberche hacia el norte y hacia el valle del Tiétar hacia el sur. Estas tierras milenarias de Ávila son hogar de las uvas garnacha tinta y albillo real. Además, la bodega cuenta con una selección de vinos únicos y ecológicos de producción muy limitada.

Sofraga Palacio también cuenta con varias salas versátiles para eventos y banquetes, una de ellas con una cúpula de cristal. Una novedad: el proyecto cultural Sofraga, que organiza charlas y reuniones gratuitas de interés.

 

Historia, arte y cultura unidas en esta bella ciudad castellana

Ávila ofrece mucho más que su muralla de la época romana. Fundada hace más de dos mil años, la ciudad es conocida por ser el lugar de nacimiento de Santa Teresa de Jesús y la tumba del inquisidor Torquemada. La ciudad también ha adoptado una configuración defensiva en el siglo XI que permite una vista impresionante de la región de Castilla. Ávila es un destino emocionante tanto para los interesados en la cultura como en la gastronomía.

La muralla que rodea la ciudad es una verdadera joya de la arquitectura defensiva mundial. Sus sólidos muros de granito, cimentados en roca, se yerguen imponentes con una altura de 12 metros y un espesor de tres. Salpicados por 87 torres semicirculares y nueve majestuosos portones, son un impresionante recordatorio de la importancia de la fortificación en tiempos pasados. Todavía hoy es un deleite recorrer sus más de 2,500 metros de longitud: un paseo de tres kilómetros para aprovechar al máximo.

La muralla es de fácil acceso gracias a sus tres entradas principales: la Casa de las Carnicerías, la Puerta del Alcázar y la Puerta del Puente, que invitan a los ciudadanos a dar un paso atrás en el tiempo y disfrutar de una parte importante de la historia de la ciudad.

Por otro lado, fuera de la muralla, las iglesias románicas de San Pedro, San Vicente, San Andrés y San Segundo siguen siendo obras maestras de la arquitectura religiosa. Asimismo, las imponentes iglesias de San Nicolás, Santa María de la Cabeza y San Martín y los conventos de la Encarnación, San José y el Real Monasterio de Santo Tomás son un recordatorio del rico patrimonio cultural y artístico de la ciudad.

Últimas Entradas

Related Articles