11 C
Madrid
jueves, enero 27, 2022
spot_img

Willy Factory presenta sus cuatro roscones

Willy Factory presenta para el Día de Reyes cuatro roscones, todos ellos en formato maxi, para compartir en familia, y mini, ideal para parejas y singles: el original con toque de limón, el de crema con topping de red velvet y perlas blancas, el relleno de nata cubierto de almendras y azúcar y uno de trufa con virutas de chocolate, perlas blancas y avellanas.

 

Premios muy sabrosos

Entre los premios que esconden los roscones, disponibles en las cuatro tiendas Willy Factory de Madrid y en la de Murcia, destacan los willys de oro, ositos dorados que harán a los afortunados que los encuentren llevarse una degustación gratuita de RoscoWillys tamaño mini

Willy Factory roscones de reyes mini

Roscones que sorprenden por su sabor y originalidad

Ya sea porque su aparición en escena implica abrir regalos, por su masa esponjosa que invita a mojar en leche calentita o porque siempre suscita en las casas el clásico y cariñoso debate sobre si relleno o no, el roscón de Reyes es sin duda uno de los postres más esperados de las Navidades. Cada año, además, surgen más y mejores opciones para disfrutarlo artesano y en recetas que sorprenden y aportan un toque de originalidad, como las cuatro que ha diseñado Willy Factory, firma especializada en hojaldres y otros dulces caseros, saludables y honestos.

Willy Factory roscones de reyes

Elaborados con mucho cariño

Los RoscoWillys de Willy Factory están elaborados con mucho cariño y de forma artesanal siguiendo la receta tradicional de harina, levadura, azúcar, mantequilla, huevo, limón y naranja y la filosofía good food de la marca: tanto la masa como los rellenos y las coberturas se preparan solo con ingredientes frescos sin ultraprocesados ni aditivos, con una selección de trigos nacionales de máxima calidad y de elevado nivel proteico y con un contenido reducido de grasas y azúcares, inferior al 15 %.

 

Las cuatro variedades de RoscoWillys

Original con un toque de limón y virutas de escarcha; de crema con topping de red velvet y perlas blancas; de nata con cobertura de almendras y polvo de azúcar relleno de trufa con virutas de chocolate, perlas blancas y avellanas. Dentro de ellos pueden encontrarse desde las típicas sorpresas –el rey, el haba y una corona– hasta un premio de lo más especial: el osito Willy –nombre de la mascota de la marca y de su especialidad, los hojaldres rellenos– de oro. Quienes los encuentren podrán llevarse a casa, tras entregar el premio al personal de la tienda, una degustación gratuita de miniroscones.

 

Willy Factory roscones de reyes

Y es que las cuatro recetas están disponibles en tamaño maxi y en un novedoso tamaño mini perfecto para todos aquellos que quieran darse un pequeño capricho cualquier día y a cualquier hora. Pueden adquirirse para tomarse in situ o para llevar en las cuatro tiendas Willy Factory de Madrid –en las calles Princesa y República Dominicana y en el C.C. La Vaguada de Madrid capital y en la calle Canarias de Móstoles– y en la de Murcia –calle Jerónimo de Roda–.

Precios:
RoscoWilly Maxi Clásico 9,90 €
RoscoWilly Maxi Relleno 11,90 €
RoscoWilly Mini Clásico 3,50 €
RoscoWilly Mini Relleno 4,50 €

De venta en las tiendas Willy Factory en:
Princesa, 51. Madrid
Tel: 91 178 82 91

Pza. República Dominicana, 2. Madrid
Tel: 91 178 82 93

Centro Comercial La Vaguada. Madrid
Tel: 91 178 82 74

Canarias, 3. Móstoles
Tel: 91 1126722

Jerónimo de Roda, 1. Murcia
Tel: 968 048 247

últimos artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
3,856FansMe gusta
2,118SeguidoresSeguir
4,679SeguidoresSeguir

últimos artículos

EnglishFrenchGermanSpanish

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar