¿Qué podemos decir que no sepamos ya de “Madama Butterfly”? Pues, pocas cosas, al tratarse de una de las óperas más famosas del mundo. Sin embargo, aunque hayamos visto anteriormente esta maravillosa pieza de Puccini, el nuevo montaje que presenta, del 27 de junio al 21 de julio el Teatro Real de Madrid, nos va a asombrar y a encantar a partes iguales. Se trata de un montaje muy original, dirigido por Mario Gas, uno de los directores de escena más importantes de España. En esta nueva versión de “Madama Butterfly”, la historia se desarrolla durante el rodaje de una película que trata precisamente sobre esta ópera. La acción se sitúa en los años 30. La dirección musical correrá a cargo de Marco Armiliato y el vestuario será obra del célebre italiano Ezio Frigerio.

Giacomo Puccini (1858-1924) compuso esta ópera que hablaba de esposas temporales, una realidad muy extendida en el Japón de finales del siglo XIX. Occidente estaba, entonces, fascinado por las geishas. Muchos países, especialmente los Estados Unidos habían entablado relaciones diplomáticas y comerciales con numerosas naciones orientales. El exotismo de un Oriente imaginado por los occidentales se plasmaba en muchas obras artísticas de autores europeos y americanos. Es en este contexto en el que si sitúa el personaje de Madama Butterfly, una geisha, ingenuamente enamorada de un americano. « Madame Butterfly » es una metáfora desgarradora de los conflictos que tuvieron lugar entre Oriente y Occidente. Puccini compuso esta ópera delicada y romántica, trufada de melodías japonesas tradicionales, que, sin embargo, supuso, en su estreno, en el año 1904, en La Scala de Milan, un fracaso total. A pesar de ello, Puccini consideró siempre que esta ópera era su obra más sincera, más expresiva y más conseguida de todas las que había creado. El tiempo le ha dado la razón.

http://www.teatro-real.com/es/temporada-16-17/opera/madama-butterfly/

Carmen Pineda

Dejar respuesta

Please enter your comment!

Please enter your name here