23.3 C
Madrid
viernes, 24, mayo, 2024
spot_img

El Ayuntamiento de Sant Josep pone en valor la esencia Gastronómica de Ibiza en Madrid Fusión 2023

Por: Pilar Hernández Coloma

pilarherco@gmail.com

INSTAGRAM: @pilarhernndezco

La isla de Ibiza es sin duda uno de los destinos más soñados del Mediterráneo, conocida como la Isla Blanca es el paraíso de cualquier viajero que se precie. Playas, parques naturales, pueblos con encanto, patrimonio, cultura, historia, diversión… y gastronomía.

Un año más, y ya va por la XXI Edición, se celebra Madrid Fusión Alimentos de España, la cumbre gastronómica de alta cocina más influyente del mundo donde se muestran las propuestas y tendencias más interesantes que se están desarrollando en cocinas de los cinco continentes.

En esta ocasión nos trasladamos a Sant Josep de Sa Talaia, el municipio más extenso de Ibiza que se enorgullece de sus 84 kilómetros de costa, de sus 400 hectáreas de salinas, de tener el monte más alto de la isla… y de su deliciosa tradición culinaria.

El Ayuntamiento de Sant Josep pone en valor, en MADRID FUSIÓN 2023, la esencia gastronómica de Ibiza. Y lo hace a través de sus productos locales y de elaboraciones y técnicas casi perdidas que se están recuperando gracias al trabajo de muchos profesionales y proveedores que apuestan por la cocina territorial como un medio de crear identidad en el municipio.

Bajo el lema “Tradición e innovación” pudimos disfrutar de un almuerzo a cargo del chef David Grussaute

Con este objetivo, el Ayuntamiento de Sant Josep trae a MADRID FUSIÓN 2023 a uno de los cocineros más reconocidos de la isla por su trabajo vanguardista y creativo, en el que reivindica el producto local en la alta cocina dentro de una propuesta gastronómica de kilómetro cero y basada en el respeto a la tradición. Se trata de DAVID GRUSSAUTE, chef ejecutivo del restaurante UNIC, ubicado en el corazón de Platja d’en Bossa, uno de los lugares icónicos de Ibiza.

UNIC Restaurante representa una experiencia culinaria donde los comensales pueden descubrir parte de la identidad de la isla a través de una cocina que mezcla tradición y vanguardia.

Y así disfrutamos de esta experiencia gastronómica, comenzando por un entrante denominado:

    • Sobrasada y Sandía. Un tributo a dos productos estrella de la tierra: la sobrasada y la sandía. El chef une en este plato la tradición ancestral de la matanza con su origen francés, debido a que en este caso la sobrasada es de pato.  Se toma de un solo bocado y la explosión en boca es puro espectáculo.
    • Continuamos con otro plato denominado: Atún de la isla y pan Posidonia. La Posidonia prolifera en la zona de la xanga, antiguo muelle de pescadores. Precisamente los restos de esta planta tratados como un polvo de sal, constituyen la base de un pan marino con sabor y textura únicos. Se sirve integrado con el atún y la mostaza de campo. La historia y la biodiversidad de la zona en un plato. Original, sorprendente y con un toque picante que despierta todos los sentidos. Me encantó.
    • Proseguimos con una versión de un plato tradicional de la cocina ibicenca. El Sofrit Pagés, donde encontramos los productos más nobles como pollo, cordero, sobrasada, butifarró, azafrán y patató. Un plato que se acostumbraba a servir en los días de fiesta grande.
    • Otra delicia que degustamos fue el Royal de Porc Negre, una puesta en valor del cerdo negro ibicenco tratado como una royal.
    • Culminamos el disfrute con un delicado postre, tanto en presentación como en sabores y texturas. Una tradicional ensaimada pero con toque único y especial.

Una deliciosa comida tiene que ir armonizada con excelentes vinos y si son de la misma zona no cabe duda de que la experiencia se elevará a su máxima potencia, y así lo pudimos comprobar, ya que los vinos de Ibiza también encuentran en UNIC RESTAURANT a su mejor aliado, debido a que aquí están los vinos más representativos de las bodegas de Ibiza, reconociendo así el gran esfuerzo que han hecho éstas en los últimos años para conseguir productos vinícolas de prestigio.

También cuenta con una representación de las denominaciones de origen más prestigiosas a nivel nacional e internacional.

La evolución de la Ibiza turística ha generado una oferta gastronómica multicultural, con restaurantes de cocina de autor, bares de pinchos, orientales, mexicanos, etc. Una oferta a la que se suma una amplia variedad de pastelerías, tiendas gourmet, mercados y colmados de toda la vida. Sólo por la gastronomía, merece la pena viajar a Ibiza.

“Kilómetro cero por convicción”. Así define el chef de origen francés David Grussaute su apuesta por el producto de cercanía. Y para cumplir con este objetivo colabora con pequeños productores, ganaderos y las cofradías de pescadores. De esta manera, puede poner en valor productos, técnicas y elaboraciones de la isla ya casi olvidados y que rebosan de matices y sabores con los que puede sorprender y cautivar a su público.

David Grussaute (Burdeos, 1972) lleva 25 años afincado en la isla. Aquí conoció a su mujer, Montse, y aquí nacieron sus dos hijos. De familia con negocios de hostelería, este cocinero supo desde adolescente que lo suyo eran los fogones y cuenta con un extenso bagaje profesional en establecimientos gastronómicos internacionales de primer nivel. Su objetivo: transmitir mediante la gastronomía el amor por Ibiza y sus tradiciones.

SANT JOSEP DE SA TALAIA invita a disfrutar y sumergirse en este hermoso y privilegiado fragmento de la isla pitiusa a través de la gastronomía. Si hay algo por lo que es reconocido Sant Josep, es por su gastronomía, una rica cocina que está basada en los productos de temporada y de cercanía que aportan el intenso sabor de sus recetas.

Foto1 Foto2Foto4 Foto5

Lo mejor de la cocina tradicional

Uno de los platos más emblemáticos es el bullit de peix con arroz a banda. Un guiso de pescado hervido y condimentado con una salsa ali oli que se acompaña de un arroz seco de segundo plato. También se elaboran todo tipo de arroces, calderetas de marisco, pescados al horno y deliciosas elaboraciones como la frita de calamares o de pulpo.

En cuanto a las carnes, el plato icónico es el sofrit pagès, un guiso de varios tipos de carne con patatas, embutidos tradicionales y verduras. El pan es de gran calidad y, cuando se hornea, se aprovecha para hacer crostes, unas barras recocidas que luego se ablandan con agua y se comen en ensalada, con tomate, cebolla y peix sec.

La repostería es también muy original y sobresale el flaó, una tarta de queso fresco con hierbabuena, y la greixonera, que se elabora con ensaimada del día anterior, sin olvidar el tradicional licor de hierbas ibicencas.

La evolución de la Ibiza turística ha generado una oferta gastronómica multicultural, con restaurantes de cocina de autor, bares de pinchos, orientales, mexicanos, etc. Una oferta a la que se suma una amplia variedad de pastelerías, tiendas gourmet, mercados y colmados de toda la vida. Sólo por la gastronomía, merece la pena viajar a Ibiza.

Para mí desde luego, una de mis islas favoritas.

Foto6 Foto7

Últimas Entradas

Related Articles