La Semana Santa de Córdoba es una fiesta conmemorativa de la Pasión de Cristo en la que el pueblo manifiesta públicamente su fe. La ciudad se llena de desfiles procesionales que van desprendiendo el olor del incienso y la tenue luz de los cirios llevados por los nazarenos. El ambiente religioso es patente y un marco ideal para la reflexión y la convivencia. En ocasiones, es posible escuchar el sentir de algún devoto en forma de saeta, que espontáneamente manifiesta su fe con este cante de tanta tradición.

Semana Santa de Córdoba
Semana Santa de Córdoba

En Córdoba existen 38 Cofradías de Penitencia en la actualidad que organizan las procesiones, algunas con siglos de historia, y que aglutinan a ciudadanos de todas las edades y condición social.

La Semana Santa de Córdoba, a diferencia de otras, es silenciosa y recogida. Las procesiones enmarcadas en el centro histórico de Córdoba, Patrimonio de la Humanidad, destacan especialmente convirtiéndola en una de las más relevantes de Andalucía.

 

Entre las imágenes más veneradas cabe destacar El Rescatado, que sale el Domingo de Ramos de la parroquia de Nuestra Señora de Gracia; El Lunes Santo parte de la Iglesia de San Lorenzo una de las procesiones más representativas de la ciudad, con el Cristo del Remedio de Ánimas; Nuestra Señora de la Paz y la Esperanza, sale a la calle el Miércoles Santo desde el Convento del Santo Ángel de los Padres Capuchinos; Nuestra Señora de las Angustias, que sale el Jueves Santo desde la Iglesia de San Pablo; El Esparraguero de la parroquia de Nuestra Señora de Gracia, que también realiza su recorrido el Jueves Santo; La Virgen de los Dolores, que concentra una interminable número de fieles en su procesión del Viernes Santo y a la que también se le venera el Viernes de Dolores, antes del Domingo de Ramos; Entre otras muchas.

Escenario único en el mundo

Con orígenes medievales gracias a las pequeñas cofradías que existían, la Semana Santa de Córdoba, tal y como la conocemos, procesionando en la calle con fervor popular, nace en el siglo XVI y pervive hasta hoy en día, sobreviviendo a algunos cambios surgidos a lo largo del tiempo. Todo ello ha contribuido a que la Semana Santa de Córdoba ofrezca un rico patrimonio en forma de tallas, ornamentos y objetos litúrgicos y despierte fuertes sentimientos en quienes la visitan. Cada Semana Santa tiene una señal de identidad que la hace única, muy marcada en el caso de Córdoba ya que se celebra en un entorno único en el mundo, con 4 declaraciones Patrimonio de la Humanidad.

La Mezquita y el Centro Histórico, tienen especial relevancia:

– El Centro Histórico (1994), donde se asientan las Iglesias Fernandinas, templos levantados entre el siglo XIII y XIV, donde tienen su sede canónica algunas de las cofradías, con una trama urbana conservada en el tiempo que ha merecido este reconocimiento de la UNESCO.

– La Mezquita-Catedral (1984), templo al que se dirigen todas las procesiones para cumplir con la estación de penitencia, primer monumento de la capital y uno de los primeros en España en formar parte del catálogo del Patrimonio de la Humanidad.

Para más información: www.semanasantacordoba.org

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí