Túnez es un país que destaca por sus paisajes de oasis y desiertos. Estos parajes naturales han llamado la atención de productoras y directores por sus características y peculiaridades y, sobre todo, por su capacidad de evocar épocas remotas sin recurrir a decorados artificiales.  

Tras el rodaje de largometrajes que batieron récords en taquilla, como Star Wars, es posible encontrar en Túnez numerosos lugares que acogieron durante meses a profesionales del séptimo arte.

El desierto del Sahara ha sido el escenario principal de varias películas y se puede reconocer en varios episodios de la saga de George Lucas: Una nueva esperanza (IV), La amenaza fantasma (I), El Ataque de los clones (II) y La venganza de los Sith (III).

[caption id="attachment_4385" align="aligncenter" width="800"]Star Wars Tunez Tataouine Escenario de Star Wars[/caption]

La aldea de Tataouine inspiró y dio origen a Tatooine, el planeta ficticio de Anakin Skywalker. El rodaje de la saga continuó por el sur de Túnez, en el espectacular cañón de Sidi Bouhlel, conocido como el “Cañón de Star Wars”, donde R2D2 es capturado por los jawas; y el lago salado de Chott el Djerid, donde se ubicó la granja de los Lars. También la isla de Djerba albergó varios decorados: allí se situó la vivienda de Obi Wan Kenobi, el Muelle de embarque 94 y la cantina del puerto espacial de Mos Eisley, en la que Luke conoce a Han Solo, protagonizado por Harrison Ford.

       ]]>

Dejar respuesta

Please enter your comment!

Please enter your name here