Una escapada a Brescia

0
971
Brescia, un Ferrari en la Mille Miglia
BrescBrescia, un Ferrari en la Mille Migliaia, un Ferrari en la Mille Miglia

El otoño es la época ideal para realizar una escapada a Brescia. Apodada la Leona de Italia, por los heroicos diez días de resistencia a los austríacos durante el “Risorgimento italiano” a finales del siglo XIX, Brescia es ahora un destino turístico cada vez más popular.

Arte, historia, arqueología, arquitectura y entretenimiento se unen en una combinación imprescindible.

La lista de puntos de interés y lugares para visitar es muy rica. El primero y más importante es el Castillo de Brescia, que data de la época medieval, y que en toda su majestuosidad representa uno de los complejos fortificados más fascinantes del norte de Italia, dominando la ciudad desde la cima de la colina del Cidneo. Escenario ya de las famosas Dieci Giornate di Brescia (Diez Días de Brescia), el castillo ofrece, con sus suaves y sinuosas pendientes, paseos a los visitantes, que, desde el corazón del casco antiguo, permiten acceder a la cima de la colina por la ruta de Contrada Sant’Urbano. En el interior, el castillo sorprende con calles estrechas llenas de misterio, habitaciones ocultas y una de las vistas más cautivadoras. El recorrido por las torres y la Strada del soccorso, una vía de escape de los Visconti que ha marcado los sucesivos asedios en la historia de la ciudad, son fascinantes.

Sin duda, merece la pena visitar el complejo museístico de San Salvatore – Santa Giulia y el Templo Capitolino que alberga la famosa estatua de bronce de la Victoria Alada, dentro del núcleo de la antigua Brixia romana, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Es el complejo de edificios públicos romanos más importante del norte de Italia.

Otro lugar cultural importante es el Palacio Martinengo da Barco, que alberga la Pinacoteca Cívica, con obras de artistas del calibre de Rafael y Lotto así como valiosos grabados realizados con diversas técnicas.

Brescia Capitolium ©inLombardia
Brescia Capitolium ©inLombardia

 

Un elemento imprescindible y característico de Brescia son sus plazas.

Empecemos por la más bella, la Piazza della Loggia: la estructura arquitectónica, traza el gusto y el estilo veneciano con elegantes arcadas coronadas por un espléndido reloj en la pared este, una logia renacentista en el lado sur y cerrada con el fantástico Palazzo della Loggia al oeste; mármol blanco, frontones y estatuas para admirar con detalle. Es el salón de la ciudad, donde se pueden hacer las fotos más buscadas.

Brescia Piazza della Loggia ©inLombardia
Brescia Piazza della Loggia ©inLombardia

 

Un poco más al sur se encuentra la Piazza della Vittoria, donde destaca el famoso Torrione, el primer rascacielos construido en Italia diseñado por el arquitecto Marcello Piacentini. Sin embargo, en la plaza Paolo VI se descubre que la ciudad no tiene sólo una catedral, sino dos. La «Nueva», con su blanca fachada barroca tardía, y la «Vieja», de mil años de antigüedad, un importante testimonio de la arquitectura románica en Lombardía.

Brescia Piazza Duomo ©inLombardia
Brescia Piazza Duomo ©inLombardia

Atravesando el centro histórico, se puede pasear bajo los soportales de Corso Zanardelli. Además de numerosas tiendas, aquí se puede admirar el magnífico Teatro Grande, el principal teatro de Brescia, además de uno de los teatros tradicionales más importantes de Italia y, desde 1912, también monumento nacional: en definitiva, una parada ineludible. Para admirar sus interiores, es posible asistir a una de las numerosas representaciones programadas o, alternativamente, optar por el Gran Tour del Teatro, un auténtico viaje para descubrir la historia, los espacios y las anécdotas vinculadas al lugar.

Otros teatros importantes de la ciudad son el Teatro Stabile, donde es posible asistir a reseñas de teatro contemporáneo y producciones nacionales, y el Teatro Telaio, donde se celebran conferencias, espectáculos de cabaré y actuaciones de compañías teatrales emergentes.

Son muchos los grandes eventos musicales que atraen a miles de personas a Brescia cada año. Destacan el Festival Internacional de Piano, en el que participan algunos de los directores, solistas y orquestas más prestigiosos del mundo; el Festival de Ópera (10 de junio de 2023), un evento único que desde el amanecer hasta la medianoche hace resonar la ciudad de Brescia con las melodías más famosas de la tradición operística; y la temporada del Teatro Grande, llena de ópera, danza, conciertos y proyectos especiales.

Para los amantes de la música moderna

Todos los años se celebra en la Riviera del Gardone un evento excepcional en el sugestivo Parco del Vittoriale del Festival “Tener-a-mente”, que acoge en verano a prestigiosos nombres de la música y el espectáculo internacional. ¿Sabía que el Vittoriale degli Italiani, construido por Gabriele d’Annunzio en la Riviera de Gardone, a orillas del lago, a una hora de Brescia, es un extraordinario complejo arquitectónico que, además del teatro al aire libre, consta de la Prioria -la casa del poeta, llena de reliquias y manuscritos-, museos, jardines y canales?

La famosa  “Mille Miglia”

También en verano, los amantes de las cuatro ruedas no pueden perderse la carrera más bonita del mundo. La “Mille Miglia”, o Brescia-Roma, ida y vuelta. Una cita fija desde 1927 con coches de época de marcas prestigiosas, motores rugientes y elegancia mundana. “Un museo itinerante único en el mundo», lo llamó Enzo Ferrari. Muy interesante para visitar durante todo el año es el Museo “Mille Miglia”, en Santa Eufemia della Fonte, construido en el interior de un monasterio del año mil y completamente reconvertido por la Fundación.

Brescia Museo Mille Miglia ©inLombardia
Brescia Museo Mille Miglia ©inLombardia

Naturaleza en estado puro

Para los amantes de las actividades al aire libre, la ciudad de Brescia ofrece numerosos parques, reservas naturales y jardines botánicos. Partiendo del centro de la ciudad, a un par de horas de camino, es posible alcanzar la cumbre del Monte Maddalena, la «montaña de los brescianos». Atravesando caminos fácilmente transitables, con un desnivel de unos 600 metros, se puede disfrutar de la vista panorámica de toda la llanura bresciana.

Los que deseen dar un paseo más suave, a una hora del centro de la ciudad, pueden visitar el Parco delle Colline, el mayor pulmón verde de la ciudad, que, con decenas de senderos repartidos en 4.000 hectáreas, es un importante ecosistema a nivel europeo.

No hay que perderse una visita a Franciacorta, donde el visitante puede acompañar el famoso burbujeo con la especial gastronomía de la zona, que se juega entre dos polos: la cocina campesina de las carnes del interior y el pescado de los lagos cercanos.

Las osterias y trattorias sirven deliciosos platos manteniendo un rasgo de elegante sencillez con platos vinculados a la producción local. No faltan los productos locales: además de las distintas variedades de vino, se pueden degustar embutidos tradicionales, varios quesos DOP y el preciado aceite de oliva de Garda.

Entre los platos típicos se encuentran los Casoncelli alla Bresciana, una variante de los raviolis rellenos de pasta fina, los extraordinarios pescados del lago como la Tinca al horno,o la carne de ternera, cuya receta más famosa es la del aceite de Rovato, y el espeto bresciano, cocinado sobre brasas de leña de 4 a 6 horas. Por otro lado, un pastel típico que hay que buscar en las pastelerías de la ciudad es el Bossolà, una receta sencilla a base de harina, leche y huevos, pero con un sabor antiguo.

Viñedos y bodegas en Franciacorta © inLombardia
Viñedos y bodegas en Franciacorta © inLombardia

 

Estas y otras muchas razones están detrás del nombramiento de «Brescia y Bérgamo como Capital Italiana de la Cultura para el año 2023».

2023 será un año aún más importante para ambas ciudades. Será una gran cita para toda la región con las dos ciudades lombardas que se transformarán en la «Ciudad Iluminada».

Hay elementos geológicos, demográficos, culturales e históricos que unen a estas dos maravillosas tierras: lugares de memoria y de patrimonio de valor mundial gracias a los preciosos testimonios históricos y arqueológicos, tierras de trabajo, de laboriosidad y de industria que nunca se han detenido donde el «savoir faire» se extiende por todas partes, del campo a los talleres, de las fábricas a los sectores terciarios avanzados.

Aquí, la cultura está representada por el «savoir faire».

Así es como uno se enamora de esta tierra, en la que es fácil perderse en un instante entre caminos antiguos, hileras de viñas y colinas onduladas

Más información en www.italia.it/es y en  in-lombardia.it

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!

Por favor ingrese su nombre aquí