El próximo puente nos vamos a Londonderry

In Blog, Irlanda
Derry Londonderry

La historia de Irlanda e Irlanda del Norte parece marcada a fuego ya incluso sobre su piel. Algo, aparentemente tan simple, como el nombre de una ciudad ya es un problema, los recurrentes “troubles” de su historia. ¿ Derry o Londonderry?. Pues depende. Las históricas luchas entre las comunidades unionistas o protestantes y las republicanas o católicas están por todos sus rincones, los de su historia antigua y los más recientes y llegan hasta el nombre de la ciudad, Derry para los republicanos, partidarios de la integración de la República de Irlanda, y Londonderry para los unionistas, partidarios del mantenimiento de su unión con el Reino Unido y, eso gracias a una concesión del rey Jaime I en el siglo XVII.

Hoy se respira paz y tranquilidad, es un destino con muchas posibilidades, mucha historia, paisajes increíbles y gente realmente estupenda.

Derry-Londonderry, me gusta llamarla así por sus dos nombres, es una ciudad amurallada, la única de toda Irlanda que conserva completas sus ANTIGUAS MURALLAS que son del siglo XVII y que tenían como finalidad proteger a colonos ingleses y escoceses, con los que la repoblaron, la denominada “plantation”, de los ataques de los clanes irlandeses tras la Guerra de los Nueve Años ( 1594-1603).

Murallas de Derry
Murallas de Derry

 

Estas murallas son un ejemplo magnífico de lo que fue la fortificación urbana  en el siglo XVII. Su cara exterior se construyó con bloques de piedra autóctona, que se dividían fácilmente en capas, con bancos de tierra por detrás. Su altura oscila entre 6-8 m y su anchura entre 4,5-9 m. Su longitud, casi una milla, algo menos de 1,5 km, rodea una superficie de 13 hectáreas y fueron pensadas para encerrar y proteger el asentamiento a la vez que formar parte de él.

En la parte superior encontramos cañoneras (aperturas para la artillería) y, en algunos lugares, aún se pueden ver pequeñas aberturas para los mosquetes (aspilleras).

La cabecera de la muralla está acabada con arenisca adornada, también empleada en las esquinas exteriores de los bastiones ( proyecciones angulares para montar la artillería, para que, además de mirar directamente hacia fuera, la artillería y el fuego de las armas más pequeñas pudiera dispararse en paralelo a los muros y además protegerse de los intentos del enemigo de asaltar las defensas). Originariamente se construyeron  8 bastiones, de ellos 5  perduran intactos y tienen nombre propio.

La parte de la muralla cerca de St. Columb´s Cathedral conserva 2 garitas circulares aunque es probable que tuviera muchas más.

Torres vigia de la muralla
Torres vigia de la muralla

 

Hoy es posible pasear por las murallas a través de un amplio paseo situado en la parte superior ( adarve) que antiguamente era usado por la guarnición para mover de forma rápida los cañones con carro y caballos. Es posible ver, en distintos puntos, unos 20 de estos cañones  de los años 1590-1642.

Cuando se levantó sólo había 4 puertas de entrada, una en cada punto cardinal  ( Bishop´s Gate, Butcher´s Gate, Ferryquay Gate y Shipquay Gate) las cuales sufrieron muchas modificaciones en los siglos XVIII y XIX y que por ello no son originales. En estos siglos se añadieron a las murallas otras 3 puertas más ( Magazine Gate, New Gate, Castle Gate).

Puerta de Ferryqyay street
Puerta de Ferryqyay street

Es importante resaltar que la nueva ciudad de Londonderry se construyó a la vez que su muralla defensiva, un modelo urbano muy regular, con 4 calles principales que se cruzaban en una plaza central, “The Diamond”, que conducía a las 4 puertas originales.

Entre los edificios más destacados en las primeras décadas del siglo XVII estaban una aduana, St. Columb´s Cathedral, una escuela, una prisión con patíbulos, una fragua, hornos de cal, tiendas, un polvorín, cantinas y tabernas. El asentamiento de ingleses y escoceses fue lento y progresivo así como el crecimiento de la nueva ciudad.

¿Cuántos asedios y batallas habrán visto sus muros?. Sin duda muchos. La memoria histórica destaca dos. El de 1688 entre Guillermistas y Jacobitas y su leyenda de los 13 aprendices que salvaron la ciudad es sin duda el favorito y está presente, como veremos, de múltiples formas, por todo el recinto amurallado. El otro asedio fue en 1689 y duró 105 días. Sin duda la fuerza de las murallas y el valor de los asediados siempre determinan las victorias.

Hoy la muralla, sin funciones defensivas ya, es un espectacular mirador a la ciudad moderna que se levanta frente a ella, pero dentro todavía hay mucho que ver mientras paseamos por sus calles y descubrimos sus secretos. Créanme si les digo que los edificios que alberga son increíbles, de estilos variadísimos e historias de todo tipo.

Catedral de St-Columb
Catedral de St-Columb

COLUMB´S CATHEDRAL.

Construida entre 1628-1633, de estilo gótico tardío fue la primera catedral protestante construida en suelo británico tras la Reforma.

Durante el asedio de 1689 se retiró su torre y se usó el plomo para hacer munición y balas de cañón y además se montaron 2 cañones sobre ella para la defensa de la ciudad. Una de sus capillas, the Chapter House, atesora numerosos recuerdos de este acontecimiento histórico. Además, el montículo de tierra que hay en su cementerio y que es conocido como “el monte de los héroes del asedio”, se cree que contiene los restos de víctimas de tan famoso asedio.

Frente a the platform, una gran plataforma de disparo de forma rectangular que sobresale de las murallas, está el APPRENTICE BOY´S MEMORIAL HALL que conmemora la gesta de los 13 aprendices ya mencionad

Un poco más allá THE FRIST DERRY PRESBITERIAN CHURH de 1780 llama nuestra atención por su singularidad.

 

St Agustine Church
St Agustine Church

 

AUGUSTINE´S CHURCH y su cementerio.

En el Royal Bastión, en 1826 se levantó un monumento al gobernador Walker para conmemorar el cierre de las puertas de la ciudad por los 13 aprendices, sobre un pilar de 27 m la estatua de G. Walker fue” volada” en 1973. Se restauró en 1993 pero solo se mantuvo la piedra de la base y dos cañones de finales del siglo XVIII a ambos lados,  la estatua está en el Apprentice Boy´s Memorial Hall.

THE DIAMOND WAR MEMORIAL, en el antiguo Diamond, en el centro de Derry-Londonderry, erigido en 1927, rinde homenaje a los 756 ciudadanos de Derry fallecidos en la I Guerra Mundial y los 4.000 hombres y mujeres que se ofrecieron como voluntarios.

 

Otra visita obligada es el TOWER MUSEUM, o Museo de la Torre. Es de esos imprescindibles para conocer la historia de esta ciudad y que incluye además el pecio de La Trinidad Valencera, uno de los buques de la Armada Invencible encontrado en 1971. No os perdáis las vistas panorámicas tan impresionantes que ofrece sobre la ciudad y del río Foyle.

 

Ayuntamiento de Derry
Ayuntamiento de Derry

Fuera ya de sus murallas, frente a Magazine Gate, el GUILDHALL o Ayuntamiento de Derry-Londonderry llama nuestra atención.

Víctima de dos incendios, es el tercer ayuntamiento de la ciudad y fue construido en 1887 con arenisca roja y de estilo neogótico con aplicaciones Tudor. Su estado actual es consecuencia de una exhaustiva restauración que concluyó en el año 2013 y que según los expertos ha sido todo un éxito. Especialmente llamativas son sus vidrieras, escaleras, el órgano de la sala principal así como sus pasillos.

La historia reciente de Derry-Londonderry hay que buscarla fuera de sus murallas, en algunos de sus barrios extramuros. Es una historia marcada por las enormes diferencias de esas dos comunidades históricas, unionistas y republicanos, que como todos sabemos también están separadas por sus creencias religiosas, protestantes y católicos. Son los “Troubles”, que ya desarrollé al hablar de Belfast y que son los mismos pero en otro escenario, por ello les remito a dicho artículo. Mucha sangre ha sido derramada para disfrutar hoy de una paz más que merecida, pero la historia ha quedado en sus calles, en unos murales que pretenden denunciar, en su momento, y mantener fresca la memoria para evitar su repetición.

 

El católico barrio de BOGSIDE rinde su homenaje a los duros acontecimientos vividos a finales del siglo XX con tres iconos, que de forma esquemática, destacamos:

  • The Free Derry Corner.
  • Los Murales.
  • The Museum of Free Derry. Os lo recomiendo si os manejáis muy bien con el idioma pues es fundamentalmente interactivo, se proyectan muchos videos y explica muy bien la historia reciente de la ciudad, sus “Troubles” y el terrible suceso que acaeció el 30 de enero de 1972, conocido como “Bloody Sunday” o Domingo Sangriento que algunos recordaréis pues estremeció al mundo y determinó el curso de la historia moderna irlandesa.

 

Murales en Derry
Murales en Derry

 

Por su parte, los barrios protestantes de FOUNTAIN, cerca de la muralla, y WATERSIDE, al otro lado del río, utilizan sus Murales para contar, desde su punto de vista, su otra historia.

Igual que sucede en Belfast, podéis coger uno de los “ taxis negros” y el taxista os llevará a estos históricos barrios y os contará, ¿objetivamente?, sus historias.

Por último, no podéis abandonar Derry-Londonderry sin visitar alguno de sus puentes sobre el río Foyle. Os recomiendo tres: Peace Bridge, Foyle Bridge y el de Graigavon.

Peace Bridge
Peace Bridge

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu